Ya está bien de causar tanto dolor

Lo más importante que tenía para decir sobre el último atentado de ETA ya está dicho en la nota de prensa de Lokarri en la que expresamos nuestro rechazo total. Quisiera destacar uno de los párrafos:

Hace una semana desde Lokarri reclamábamos un ejercicio de empatía para comprender el sufrimiento que provoca la violencia; hoy es evidente que los miembros de ETA no dedican ni un momento a ponerse en el lugar de las víctimas que causan sus atentados. No son conscientes de lo que están sufriendo y sufrirán en el futuro el conjunto de personas que han padecido un daño grave e irreparable en estos dos atentados. Ningún objetivo, por muy legítimo que pueda ser, justifica tanto dolor.

Lo más trágico de todo es que son tan autistas y tan poco respetuosos con los deseos de la sociedad vasca que son capaces de seguir matando y en otoño declarar una tregua que nadie se creerá y que no valdrá para nada.

[ratings]

10 comentarios en “Ya está bien de causar tanto dolor

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. Paul, ados nago egiten duzun iruzkinarekin. Azken aldera esaten duzun “tan poco respetuosos con los deseos de la sociedad vasca” esaldiari nik zera erantsi nahi nioke: eta zeinek egiten dio kasu euskal gizartearen gehiengoari? ETAk ez, bistan da. Baina eta Espainiako Gobernuak? Noiztik eskatzen du gehiengoak presoen sakabanaketarekin bukatzea? Eta torturari amaiera ematea? Azken urtetan GARA eta EUNKARIA-rekin egin dutena gehiengoak eskatzen duenaren kontrakoa dela esango nuke, eta 18/98 sumarioa… eta abar eta abar.

    Batak ez du bestea justifikatzen. ETAren jarduna ezin da inondik ere justifikatu.

    Lehen Elkarritik eta orain Lokarritik mila aldiz adierazi zaio Gobernuari zer egin dezakeen “euskal arazoa” konpontzen laguntzeko. Eta? Artículo tres: kasurik ere ez!

    Egunotan hedabideetan azaltzen diren hainbat titularrekin ez nago ados: badirudi ETArekin amaituz gero dena konponduta dagoela. Ez. ETA amaitzea eta euskal arazoa konponzea bi gauza dira.

    Bien bitartean BEHATOKI SOZIALArekin egin duzuen bezala, segi gizartearen iritzia jasotzen. Agur bat

  3. Yo ahora preguntaría a la izquierda abertzale ¿para qué los dos últimos atentados?
    Parece como que ellos saben lo que nos combiene, ellos (ETA y quienes los apoyan) deciden empuñar las armas y seguir con su violencia a pesar de que todos nosotros ya hemos decidido que no queremos saber nada de su violencia.
    Al final resulta una nueva dictadura, un considerar que el resto de la población vasca somos menores de edad y que ellos deciden que hay que hacer.
    Por favor, somos vascos y decidimos por nosotros mismos no queremos más violencia, deseamos poder dialogar sobre el futuro de Euskadi sin tener ninguna amenaza.
    Les pedimos, les rogamos que acaben con esa violencia que parece que llevan a cabo para salvar a nuestro pueblo. Queremos la PAZ y desde esa paz trataremos desolucionar o buscar la forma de gobernar nuestro pais.

  4. Kaixo Mari Carmen: te doy la razón. Hablas de que nosotros ya hemos decidido, que decidimos por nosotros mismos… Pero haciendo de abogado del diablo ¿cuándo nos han oído los que nos son de ETA y tienen obligación de escucharnos? ¿Para qué sirve la voluntad de las mayorías? Comentaba en euskera que ETA no nos escucha pero desde el Gobierno español nunca nos han hecho el más mínimo caso en muchísimas ocasiones en que una gran mayoría estábamos de acuerdo. Decisiones tomadas en el Parlamento Vasco han terminado en la papelera (en el mejor de los casos)…
    Ahora mismo hay dos muertos, Jon Antza y Remi Ayestarán, cuya muerte debería aclararse lo más rápidamente posible, y en la prensa leo artículos que, a río revuelto, arramplan con la vía del diálogo y negociación.
    La Izquierda Abertzale (histórica) está cayendo en una gran contradicción.

  5. Tengo que admitir que ayer metí la pata y no tengo justificación. Decía que ahora mismo hay “dos muertos”, y no hay ninguna constancia de la muerte de Jon Antza. Pido disculpas a su familia y allegados y a quien haya podido causarle confusión.

  6. Como siempre aportáis un punto de vista muy necesario para complementar el contenido del artículo. Soy de la opinión de que la violencia de ETA, a día de hoy, es injustificable, y que su final tiene la capacidad de remover muchos obstáculos para construir una convivencia plural y democrática. Ahora bien, su final no implica que se respeten todos los derechos humanos porque también hay otros que están vulnerados (presos, prevención de la tortura, amenazas, etc.) ni que todos los problemas básicos de convivencia se vean resueltos. En nuestra sociedad existen distintas ideologías e identidades que aún no han encontrado un espacio común de acuerdo.

    En este sentido, coincido con vosotros en que la voluntad de la sociedad vasca no es respetada, ya que no se declará el final de la violencia ni se pone en marcha un proceso de diálogo, dos de las principales cuestiones en las que coincide la inmensa mayoría de la sociedad vasca.

  7. ¿Tú crees que cuando alguien “vive una guerra” piensa mucho en el dolor que causa?

    Puede que hasta se sea consciente, pero se consideren eso que se llama daños colaterales.

    Ahora mismo, creo que estamos siendo los rehenes de una guerra abierta.
    .-= Puedes leer en el blog de Nynaeve ..¡Qué luz! =-.

    • Ya sé que soy un poco utópico con esto, pero incluso en una guerra hay que pararse a pensar si el dolor que causas compensa el objetivo que persigues y si no hay otro camino más efectivo para lograrlo. Es lo único que me gustaría que hiciese ETA, que ya sabemos que la ética es relativa 😉

      • Paul,

        Yo no tengo tan claro que no se haga. Lo único es que ni p… idea de la correlación de fuerzas que pueda haber allí dentro.

        De todos modos, con la actual estrategia del gobierno, lo único que se consigue es dar más razones a los “duros” y dejar con el culo al aire a quien pueda estar propugnando dejar las armas.

        Entre otras cosas por eso las declaraciones de Rubalcaba que “abandona” la posibilidad de un diálogo me parecen tan irresponsables. En lugar de “ayudar”, pareciera que ponen piedras en el camino.

Deja un comentario