¿Encuesta recocinada?

Olla en plena cocción
Olla en plena cocción

Dudak comentaba en un post anterior que había varios resultados erróneos en la última encuesta elaborada por el Gabinete de prospecciones sociológicas del Gobierno Vasco, cuyos datos han sido publicados en Irekia. Me he tomado la molestia de comprobarlo por mí mismo.

El informe de la encuesta ofrece en cada pregunta el porcentaje de respuestas teniendo en cuenta el voto en las últimas elecciones autonómicas. Si os fijáis en la siguiente pregunta, en la columna de UPyD, podréis ver que tres personas que respondieron dijeron haber votado a ese partido. El 100% de ellos, es decir, tres personas, están de acuerdo con la detención de los líderes de la Izquierda Abertzale. La misma cuenta he sacado con el resto de partidos. En la primera columna se puede ver el número de personas que dijeron votar a cada partido. En la segunda columna el porcentaje que, según la encuesta, dice estar de acuerdo con las detenciones. En la tercera aparece el número de personas que, teniendo en cuenta el porcentaje anterior, respondieron eligiendo esa opción. Es normal que salgan números con decimales porque los porcentajes están redondeados.

He analizado sólo cuatro preguntas y estos son los resultados:

1- Acuerdo con las detenciones de dirigentes de la Izquierda Abertzale

Según la encuesta un 38% está de acuerdo y un 28% en desacuerdo. Con las cuentas que he realizado la diferencia es notoria: un 33’01% de acuerdo y un 32’84% en desacuerdo.

2- Incidencia de las detenciones en la consecución de la paz

Según la encuesta un 42% dice que nos alejan de la paz y un 21% que nos acercan. Con las cuentas que he hecho realmente un 47% eligen la primera opción y la segunda baja hasta el 18%.

3- Sentimientos ante la sentencia del Tribunal de Estrasburgo que ratifica la ilegalización de Batasuna

Los datos son menos llamativos que en la pregunta anterior, pero también hay diferencias. Según la encuesta la opción más elegida ha sido “satisfacción”, con un 24%, mientras que “preocupación” tenía un 20%. Según mis cuentas, en cambio, la más respaldada fue “preocupación” (21’10%) y “satisfacción” baja hasta un 20’92%.

4- Incidencia de la sentencia en la política antiterrorista

La encuesta dice que un 33% afirma que la dificulta, aunque según mis cuentas es un 35’99%. Por el contrario, el 25% que según la encuesta considera que la facilita, baja hasta el 22’05% según mis cuentas.

Es más, si os fijáis en esta pregunta, la encuesta dice que un 1% de votantes del PP considera que la dificulta. Este porcentaje es imposible. Si de 27 votantes del PP al menos 1 ha elegido esta opción, el porcentaje mínimo es un 3’7% (3’7×27=100). Menos de eso es imposible. Esto se repite en muchas otras preguntas.

Conclusión

Después de comprobar estos datos sólo caben tres hipótesis:

1- Se ha producido algún error a la hora de hacer las operaciones matemáticas o en la transcripción de los datos. Lo primero no me encaja porque las operaciones matemáticas no se hacen a mano. Los programas para gestionar los datos de las encuestas son muy potentes. Lo segundo puede ser, aunque sería muy poco profesional.

2- Los resultados se han redondeado, como suele ser habitual en muchas encuestas. Si el redondeo favoreciese siempre a las respuestas mayoritarias, podría ser ésta la razón. El problema es que las opciones primadas por los redondeos son siempre las más cercanas a las ideas del Gobierno Vasco.

3- Siendo así, sólo queda una última posibilidad: que los datos hayan sido cocinados, es decir, convenientemente adaptados al interés del encuestador. En los datos técnicos de la encuesta se dice que ” los datos han sido ponderados a posteriori según la distribución real de la población por territorios y el perfil sociopolítico”. Ésta es la típica frase que se suele emplear para justificar el cocinado. Se puede aceptar que hay algún aspecto técnico que se me escapa, pero, repito, llama la atención que siempre se favorezca a las respuestas más acordes con el pensamiento del Gobierno.

¿Qué os parece?

[ratings]

12 comentarios en “¿Encuesta recocinada?

  1. Esto se arregla liberando los datos en bruto y las ponderaciones que han hecho para los resultados finales. Ya que la encuesta se paga con dinero público, es de nuestra propiedad y deberíamos tener acceso. Es complicado más por la dinámica de trabajo de las empresas demoscópicas (sé de lo que hablo) que por la propia actitud de los políticos (que en este caso desconozco totalmente, la verdad)
    .-= Puedes leer en el blog de Luis Rull ..¿Quién limpia sus vergüenzas con nuestro esfuerzo? =-.

    • Me parece muy buena idea. No creo que cueste mucho hacerlo y así nos dejamos de interpretaciones o que cada uno saque las suyas propias. Al menos, han dado un primer paso publicando estos datos. Eso también hay que reconocerlo, aunque sería deseable un poco más de honestidad en su tratamiento.

  2. Bueno, responderé ahí entonces.

    Por eso he puesto lo de “ver también los siguientes comentarios”, porque imaginaba que habría debate.

  3. A mi me sorprende que los datos de las personas que declaran haber votado por cada partido no sean idénticos en todas las preguntas, sino que cambien.

    No se cómo se ha hecho la encuesta, pero no parece lógico preguntar con cada pregunta a quién se ha votado sino que se preguntará una vez para toda la encuesta, no?

  4. España es quizás el estado con mas periodistas en guerra del mundo. No periodistas de guerra, sino periodistas en guerra. ¿Contra qué? Contra ETA piensan ellos. Contra la verdad pienso yo.

    Aceptan, reproducen y especulan con saña e imaginación todas y cada una de las acusaciones vertidas por el Ministerio de Interior, saltándose la presunción, no ya de inocencia, si no de decencia profesional, pues jamás rectifican cuando se equivocan, jamás paran la cantinela del todo es ETA tras darse cuenta de que hierran con reiterada impunidad. En sus propios términos belicistas, habría que decirles, ¡ustedes disparan primero y preguntan después!

    Nos es, justa y constantemente, recordado que cocineros, amas de casa y concejales son escoltados en Euskal Herria, pero ocultan que periodistas, artistas, estudiantes y abogados son abusados por un sistema policial al que Naciones Unidas, la Unión Europea, Human Rights Watch y Amnistía Internacional han catalogado de torturador.

    La demencia de un orden mediático perfectamente servil a la peor faceta de lo policial alcanza hoy cotas extraordinarias y rinde honor a la raquítica tradición periodística de Madrid.

    Sirva como ejemplo, para este humilde artículo y para la historia del mal periodismo, el siguiente delirio informativo:

    El 16 de abril EL MUNDO afirmaba (sin ninguna presunción de inocencia) que David Pla era un alto responsable de ETA:

    DETENIDO EN FRANCIA DAVID PLA, UN ALTO REPONSABLE DEL “APARATO POLITICO” DE ETA

    http://www.elmundo.es/elmundo/2010/04/16/espana/1271394759.html

    Tras su liberación, el 19 de abril, EL MUNDO trata a David Pla (cuando ya no hace falta) de presunto etarra:

    FRANCIA DEJA LIBRE AL PRESUNTO ETARRA DAVID PLA TRAS DECLARAR ANTE EL JUEZ

    http://www.elmundo.es/elmundo/2010/04/19/espana/1271692044.html

    ¿Y este diario da un master de periodismo a licenciados?

    Es propaganda clásica en el primer caso, y en el segundo es propaganda travestida de periodismo. Sin embargo, ¿realmente trata de corregir el error el segundo titular o sencillamente nos sugiere sin equivoco que David Pla, aún libre, sigue siendo un presunto etarra?

    Hoy, en una crisis social y profesional, que va mucho mas allá de lo meramente económico (como nos quieren hacer creer) los “grandes medios” han perdido la poca credibilidad que les restaba. No es exagerado señalar que se mantiene viva y poderosa, una feroz caverna mediática, defensora a ultranza de ciertos asuntos de Estado: la Corona y la Zona Especial Norte.

    No obstante, es tal la libertad de acción y opinión que disfruta -en exclusiva- la prensa “libre” de esta España “libre”, que el pasado 12 de abril, Pedro J Ramírez, director de EL MUNDO finalizaba un editorial videográfico animando a que al juez del Olmo (con quien está enfrentado por su errática teoría conspirativa del 11M) “le pasara algo”.

    Imagínense por un momento que un editorial de GARA o BERRIA terminase con esa frase. ¿Cuantos minutos harían falta para clausurar de nuevo ese periódico?, ¿cuánto tardaría el autor en permanecer 120 horas incomunicado sin cámara de video que filme el interrogatorio ni médico de confianza?, ¿quién se cree ya que en este país caben todas las ideas políticas?

    Como diría Clausewitz, “señores, es la guerra” y todos los actores implicados en el conflicto, desde los medios hasta ETA pasando por Interior, nos darán guerra. Mientras, el pueblo vasco, esperará el momento para conquistar, mediante la palabra hoy robada, la libertad para decidir como queremos vivir.

Deja un comentario