Crónica del acto del 18/98+

Ya he comentado en un post anterior que la plataforma 18/98+ celebraba un acto el pasado 10 de febrero en Bilbao. Exactamente no quiero hacer una crónica, que podéis leer más tranquilamente en medios como el Gara (la noticia viene mezclada con la que comenta los hechos en la manifestación en favor de jarrai-Haika-Segi y que fue prohibida) y el Berria, más bien quiero comentar algunas impresiones que me dejó el acto.

En primer lugar, destacar la capacidad de convocatoria de la plataforma, no sólo en número (estaríamos cerca de 700 personas), también en pluralidad. Es cierto que el público no era muy variado, pero los organizadores consiguieron juntar en el escenario a personas tan diversas como Montserrat Galcerán, Jesus Uzkudun, Jonan Fernandez, Xabier Arzalluz, representantes de PNV, EA, Batasuna, EHAK, EA, EB, Abertzaleen Batasuna, Jose Elorrieta, Rafa Diez, Mariano Ferrer, abogados defensores de los encausados, etc. Creo que la plataforma ha interiorizado que sin pluralidad su trabajo no tiene éxito, y el resultado se nota.
Otro tema es que en el acto se pudieron ver dos mensajes distintos. Uno de ellos afirmaba que el sumario 18/98 es un ataque a Euskal Herria. El otro centraba el discurso en la vulneración de derechos humanos y libertades básicas en un estado de derecho. No puedo ocultar que me siento mucho más cómodo con el segundo de ellos. En mi opinión, está mucho más centrado, es más compartible por el conjunto de la ciudadanía y realmente ataca el lado más débil de todo el macrosumario. Esa idea del ataque a Euskal Herria, por contra, lo considero mucho más etéreo y únicamente entendible por personas cercanas a la Izquierda Abertzale.
En relación a esta cuestión se pudieron escuchar voces muy claras. Por ejemplo, Jonan Fernandez abordó en su discurso la cuestión ética, en el sentido de que los derechos humanos no son divisibles y que la dignidad humana, empezando por el derecho a la vida, es la base ética con la que afrontar estas vulneraciones de derechos. Jesus Uzkudun, en un duro mensaje, afirmó que no se puede defender los derechos de los encausados y a la vez utilizar las bombas o la violencia. Finalmente, Montserra Galcerán afirmó que los habitantes de Madrid no son todos unos fascistas, y que no entiendía cómo muchos de los presentes en el acto no eran capaces de solidarizarse con el sufrimiento del pueblo de Madrid, cuando muchos madrileños sí se solidarizan con el sufrimiento de los afectados por el proceso. Ya sabéis, blanco y en botella, leche.
No puedo ocultar la satisfacción que me produjo escuchar estos discursos. Es necesario empezar a articular un discurso que deje claro que los Derechos Humanos no son trozos de una tarta, y que podemos escoger con cuál nos quedamos. Estamos en contra de este sumario, pero estamos a favor de todos los Derechos, y la vulneración de unos no puede justificar la vulneración de otros. Seguramente estos mensajes no fueron del agrado de muchos de los asistentes, lo que se noto en los aplausos que recibieron, pero ya es hora de perder los complejos y decir las cosas claras.
Otro tema, tengo que hacer mención al discurso del portavoz de Segi. No me gusto nada. Fue un mitin que no venía a cuento. Además, ya está bien de que se arroguen el papel de representantes de toda la juventud vasca. Estoy convencido de que son muchos más los jóvenes que trabajan por esta sociedad desde unos planteamientos claros de no violencia. Estos discursos esencialistas “nosotros somos la juventud vasca” son falsos. Que lo demuestren con datos.
Finalmente, habló también Agustín, padre de uno de los encarcelados en el caso Haika-Segi-Jarrai. Comentó que el siempre ha tratado de educar a sus hijos en defensa de la libertad y que les ha animado a la hora de implicarse en favor de ella. Totalmente de acuerdo Agustín, pero ahora que también soy padre espero educar a mi hijo para que defienda la libertad, para que se implique en el desarrollo de esta sociedad, pero lo pienso hacer con un criterio claro: lo primero es el respeto a la dignidad y a los derechos humanos y la no violencia. Sin estas dos ideas mi hijo puede pensar que todo vale, y esto no es así. Te lo digo con todo el cariño Agustín, y sabiendo por lo que estáis pasando.
Por cierto, el 10 de marzo la plataforma 18/98+ celebra una manifestación. Espero que sea muy numerosa.

Deja un comentario