Dignidad y Justicia y Egunkaria

Hoy a la mañana, cuando estaba yendo a Arantzazu, a un acto de apoyo a Egunkaria, he escuchado en la radio que la Fundación Gregorio Ordóñez celebraba un acto en Donostia para homenajear al concejal asesinado por ETA hace justo quince años y en el que se ha hecho entrega del premio Gregorio Ordóñez a la asociación Dignidad y Justicia. Ya es casualidad. El mismo día, en Gipuzkoa, se homenajea a Egunkaria y a la asociación responsable de que los responsables del diario se sienten en el banquillo de los acusados, pese a que la Fiscalía había solicitado el archivo de la causa.

Acto en apoyo de Egunkaria

Vaya por delante mi respeto y reconocimiento a Gregorio Ordóñez y su familia. Otro tema es que la concesión de este premio me parezca absolutamente criticable. He podido escuchar que su entrega ha sido justificada por la incansable labor de Dignidad y Justicia en su persecución contra el entorno de ETA. Supongo que no se referirán a su querella contra el Lehendakari López, el Lehendakari Ibarretxe y otros dirigentes políticos por haberse reunido con representantes de Batasuna. Supongo que tampoco se referirán a su acusación contra los responsables de Egunkaria, que, por ejemplo, fue rechazada por todos los grupos de las Juntas de Gipuzkoa, excepto por el PP.

Daniel Portero, en su discurso tras la entrega del premio, ha advertido a los numerosos militantes y dirigentes del PP de que “no se fíen” de los socialistas. Esta frase describe muy bien la actuación de esta asociación. No es una organización de apoyo a las víctimas. Su tarea consiste en ampararse en las víctimas para tratar de imponer una política vengativa y criminalizadora del diálogo.

Recuerdo que hace tres años moderé una mesa redonda organizada por Gesto por la Paz en la que participaron miembros de organizaciones de víctimas, entre otras Dignidad y Justicia, representada por su presidente Daniel Portero. En el curso de su intervención llegó a decir que plataformas como 18/98+ o el Foro de Debate Nacional daban cobertura a ETA y que, por tanto, debían ser ilegalizadas y sus responsables juzgados. En ese momento le indiqué que yo había sido promotor de ambas iniciativas y le pregunté si pensaba que debía ser juzgado por ello y si creía que daba cobertura a ETA y a la vez moderaba una charla para tratar la realidad de las víctimas. Su respuesta fue afirmativa y lo justificó en que debía ser consciente de que ayudaba a ETA.

En resumen, flaco favor se hace a las víctimas con este tipo de reconocimientos a organizaciones que buscan imponer su política destructiva. En cambio, la foto de hoy en apoyo a Egunkaria representa una pluralidad amplia de la sociedad vasca que intenta contribuir a que se ponga fin a una injusticia. ¿Dignidad y Justicia o Indignidad e Injusticia? Vosotros decidís.

[ratings]

7 comentarios en “Dignidad y Justicia y Egunkaria

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario