Envidia sana

Se ha constituido el Gobierno norirlandes, en el que compartirán tareas de gobierno tanto los unionistas de Ian Paisley como el Sinn Fein. La formación de este gobierno culmina un recorrido que se inició con el Acuerdo de Viernes Santo, firmado en 1998, y que ha permitido asentar las bases para una convivencia pacífica y democrática en Irlanda del Norte. Con todos sus problemas y defectos este camino ha llevado a que los extremos enfrentados de una sociedad no sólo sean capace de hablar, también de gobernar juntos.

Tampoco hay que engañarse. A partir de ahora tienen un difícil trabajo de diálogo y consenso para hacer el nuevo gobierno funcione y para que se asienten los acuerdos de Viernes Santo. La gran ventaja es que ya disponen de los mínimos necesarios para afrontar sus diferencias por vías exclusivamente pacíficas y democráticas. También tienen la creencia (aunque con matices) de que el futuro lo tienen que construir entre todos.

Read more…