Principios y contenidos para reanudar el proceso de paz

En un post anterior comentaba una propuesta para clarificar la situación, que presentó Lokarri el pasado mes de enero. Esta propuesta planteaba que ETA hiciese una propuesta clara y transitable para poner fin a la violencia, y que los partidos consensuasen una hoja de ruta para definir los pasos a dar en el caso de que ETA haga dicha oferta.

He estado pensando en esta cuestión para tratar de pensar en una posible aplicación práctica de esta propuesta.

Es en este punto en el que he recordado los Principios Mitchell, cuyo texto principal recojo a continuación:

“Recomendamos que las partes de tales negociaciones afirmen su total y absoluto compromiso con:

– la utilización de medios democráticos y exclusivamente pacíficos para la resolución de cuestiones políticas.

– El desarme total de las organizaciones paramilitares.

– Acordar que tal desarme debe ser verificable, a satisfacción de una comisión independiente.

– La renuncia por sí mismos, y la oposición a cualquier intento de otros, de utilizar la fuerza, o amenazar con el uso de la fuerza, para influir el curso o desenlace de las negociaciones entre todos los partidos.

– Acceder a respetar los términos de cualquier acuerdo alcanzado en las negociaciones multilaterales y recurrir a métodos democráticos y exclusivamente pacíficos para intentar modificar cualquier aspecto de ese resultado con el que puedan estar en desacuerdo.

– Solicitar el final de las muertes y palizas de castigo dando pasos efectivos para prevenir esas acciones”.

Ahora es el momento de que los partidos políticos lleguen a un acuerdo para consensuar una hoja de ruta. Un primer paso sería plantear a ETA unos principios parecidos a estos para poder retomar el proceso de paz. Una traducción podría ser la siguiente:

“Exigimos a ETA su total y absoluto compromiso con:

– la utilización de medios democráticos y exclusivamente pacíficos para la resolución de cuestiones políticas.

– Su desarme total.

– Acordar que tal desarme debe ser verificable, a satisfacción de una comisión independiente.

– La renuncia por sí mismos, y la oposición a cualquier intento de otros, de utilizar la fuerza, o amenazar con el uso de la fuerza, para influir el curso o desenlace de las negociaciones entre todos los partidos.

– Acceder a respetar los términos de cualquier acuerdo alcanzado en las negociaciones multilaterales y recurrir a métodos democráticos y exclusivamente pacíficos para intentar modificar cualquier aspecto de ese resultado con el que puedan estar en desacuerdo.

– Solicitar el final de los actos de kale borroka y cualquier otro tipo de amenaza o coacción”.

Considero que no es demasiado pedir a ETA. El IRA, que era entonces más fuerte militarmente que ETA, los aceptó.

A estos principios se les puede añadir una declaración de Downing Street suscrita por el Gobierno Central y el vasco, o, aún mejor, por el conjunto de los partidos políticos, es decir, algo más amplio que la declaración aprobada en el Congreso o que la declaración efectuada por Zapatero el 29 de junio. Me refiero a algo de este estilo (hecho deprisa y corriendo, sin mucho matiz):

“de darse la aceptación de las condiciones anteriormente referidas, y mantenidas en el tiempo 3 meses, el Gobierno se compromete a iniciar los contactos con ETA para la aceptación definitiva de dichos principios, y para comenzar a definir el proceso de fin de la violencia y desarme, así como para tratar las cuestiones referidas a la situación de presos y refugiados de ETA.

Por su parte, todos los partidos políticos que apoyen dichos principios, una vez transcurridos los 3 meses anteriormente referidos, se reunirán para definir los principios y procedimientos que regulen el diálogo multipartito encaminado a alcanzar un acuerdo sobre la convivencia en el País Vasco.”

Ya sé que esta propuesta tiene muchas aristas (legalización de Batasuna, actuaciones judiciales, etc.) pero he querido imaginar cómo podría ser esa propuesta de clarificación.

En este sentido, hoy el Gara publica un comunicado del colectivo de presos de ETA en el que reitera que “el proceso avanzará cuando se aborde el acuerdo político”, situando este acuerdo político en la autodeterminación, la territorialidad y la amnistía. Bien, considero que de aceptarse estos tres principios no existiría el conflicto político que tenemos, pero con lo plural que es nuestra sociedad hay que buscar otras fórmulas, porque esos tres planteamientos no van a ser aceptados por el conjunto de la ciudadanía. Por otro lado, condicionar el final de la violencia a lograr determinados fines políticos es un error que no hay que cometer, además de ser un planteamiento antidemocrático, porque precisamente la no violencia es necesaria para llegar a dichos acuerdos, ya que con violencia no es posible un diálogo resolutivo.

0 comentarios en “Principios y contenidos para reanudar el proceso de paz

  1. Totalmente de acuerdo, no se puede condicionar el final de la violencia a lograr determinados fines políticos.
    El acuerdo político les corresponde a los partidos que para eso les votamos y ostentan la representación de la ciudadanía.
    La verdad es que no sé que le toca hacer a ETA, aparte de bajar la persiana de una vez por todas.

  2. Hola Paul,
    ojalá se pudiera hacer lo que planteas y se copiara “la solución irlandesa”…para mí lo principal es que Batasuna consiga autonomía política para plantearle a ETA que lo que tiene que hacer es desaparecer.
    Y otra cosa, creo que el Blair de entonces le da cien mil vueltas a Zapatero como lider político….cien mil vueltas!!!
    Un abrazo

  3. Iñaki, tienes toda la razón, estoy convencido de que ETA sabe que a la larga la violencia no tiene sentido, pero aún no se han dado cuenta que a corto plazo tampoco lo tiene.
    Zuriñe, la gran ventaja de Irlanda fue que los líderes políticos asumieron que no les quedaba más remedio que ponerse de acuerdo, y que para ello había que dar pasos unilaterales. De momento, aquí los pasos se entienden como un intercambio de cromos en unas negociaciones. Como dijo no sé quién, cada sociedad tiene los líderes que se merece 🙂

Deja un comentario