Visitando Bruselas

El martes fui a Bruselas para participar en una jornada sobre activismo político en red organizada por el grupo ALE-Los Verdes del Parlamento Europeo, más concretamente, por el europarlamentario Oriol Junqueras.

Hasta ahora no había estado en Bruselas. Me ha llamado la atención el caos que se vive en la ciudad. Pensaba que serían europeos civilizados. En cambio, me he encontrado con una ciudad agujereada. Supongo que han puesto en marcha su propio plan E. Esto, sumado a unos conductores poco respetuosos, hace que el tráfico sea una locura. Que se lo digan a Jon Goikolea, el asistente de la eurodiputada Izaskun Bilbao, que amablemente fue a buscarme al aeropuerto y tuvo que pelearse con el tráfico en hora punta.

Aparte de ello, el centro de la ciudad es fantástico, aunque no tuve mucho tiempo para hacer turismo. Justo pude echar un vistazo a la Grand Place y la catedral.

Grand Place

Catedral

En Bruselas se puede disfrutar de la buena comida y bebida. Quedé con varias personas para cenar y sólo puse dos condiciones: buena cerveza y mejillones al vino blanco con crema. La combinación es deliciosa. No recuerdo el sitio concreto dónde cenamos, pero la cervecita la tomamos en la Brasserie “A la mort subite”, que cuenta con una curiosa historia.

Brasserie "A la mort subite"

Casi todo el día lo pasé en el Parlamento, manteniendo diversas reuniones. Es un lugar de choques. El primero lo tuve con la seguridad, que es muy estricta. Un ejemplo es que tienen que apuntar el número de serie de los ordenadores. Imaginar lo que supuso al día siguiente 30 bloggers armados con su ordenador pasando este control y organizando una buena cola. El segundo choque fue el intenso movimiento de gente. ¿Cuántas personas trabajan en el Parlamento? Deben ser muchas. El último choque fue ver que pasaban muchos coches caros y lujosos. ¿Qué coste supone mantener este Parlamento? Estas dos preguntas las contestaron el día siguiente: entre europarlamentarios, asistentes y funcionarios trabajan cerca de 10.000 personas y el coste es muy alto. No me quedé con la cifra exacta, cosas de seguir la explicación en catalá.

Parlamento Europeo

Para terminar, esta noche comentaré cómo fue el seminario “Activismo político en la red”.

[ratings]

6 comentarios en “Visitando Bruselas

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. Según noticia de EUROPA PRESS rebuscada en internet (dado que te lo preguntabas y también me has hecho picar la curiosidad…) el Parlamento Europeo, el más grande del mundo, cuenta con un presupuesto para 2009 de aproximadamente 1.530 millones de euros, unos 3 euros por cada ciudadano de la UE…

    Ahí queda eso. Un saludo,
    Diana

    • Quedas nombrada investigadora oficial de este blog 🙂 Las competencias del Parlamento han sido hasta ahora muy simbólicas, lo que no justifica ese desembolso. En cambio, con el nuevo tratado, tendrá más poder. Aún así, he encontrado que en 2008 el presupuesto del Congreso de los Diputados fue 98,4 millones de euros, unos 2,5 por habitante. Me parece demasiado dinero.

  3. La mort subitte la probe el otro dia en una degustiación organizada por un colega blega, pudimos comparar varias cervezas y aunque la mort subitte no quedo mal gustaron mas las trapistas (La rochefort por ejemplo). De todas maneras no es lo mismo probarla en la misma morgue…
    Ah y lo que cuentas del Parlamento Europeo da un poco de miedo….

    • Lo malo es que no la probé, demasiado fuerte para mi gusto, y me tomé una de las clásicas blancas de Bruselas que me encantan, aunque no recuerdo la marca. Por cierto, ¿la Chimay es trapista?

  4. Pues es casualidad pero estuve toda esa semana en Bruselas por temas de trabajo. Hubiera sido curioso encontrarnos en la grand place, porque fui de lo poco que vi de Bruselas. Y aunque no tenga mucho que ver con este blog coincido con la imagen un tanto caótica y poco “europea” de la parte de Bruselas que vi.
    Tal vez tengamos que replantearnos qué es y qué se puede esperar de Europa hoy por hoy.

Deja un comentario