La convocatoria de una consulta requiere de un acuerdo previo

Estoy de acuerdo con lo que dice Idoia Mendia. Ha afirmado que los referendums deben hacerse por la vía del acuerdo como ha ocurrido en Escocia. Sin duda los términos de su celebración deben ser consensuados. El problema nace cuando una de las partes se niega a cualquier tipo de diálogo, encerrándose en la posición de que una consulta sobre la independencia es directamente ilegal. Dos no llegan a acuerdos si uno no quiere. Y el gobierno de Gran Bretaña sí ha querido, el de España de momento, no.

5 preguntas sobre la consulta popular en Vitoria-Gasteiz

El Ayuntamiento de Gasteiz ha decidido convocar una consulta popular vinculante sobre la ubicación de autobuses. Tenía un poco abandonado este tema de la participación ciudadana pero he refrescado conocimientos anteriores para una entrevista que me han hecho en Radio Vitoria.

A raíz de esto se me plantean algunas preguntas que pueden complementar las que plantea El Correo:

¿Es una consulta vinculante?

Proyecto de Estación en Euskaltzaindia
Proyecto de estación en la Plaza de Euskaltzaindia

El artículo 69.2 de la Ley de Bases del Régimen Local lo deja bastante claro: “2. Las formas, medios y procedimientos de participación que las Corporaciones establezcan en ejercicio de su potestad de autoorganización no podrán en ningún caso menoscabar las facultades de decisión que corresponden a los órganos representativos”.

Significa que no hay consultas vinculantes a nivel municipal, en el sentido de que su resultado sea de obligado cumplimiento. Otra cuestión es que pueda ser vinculante políticamente, como se manifiesta en el acuerdo alcanzado en el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz. En definitiva, el Alcalde, si quiere, puede ignorar el resultado de la consulta, aunque políticamente una decisión así acarrearía un coste político.

¿Hace falta autorización estatal?

Hasta donde yo entiendo, sí hace falta. Según he podido leer la intención del Ayuntamiento es utilizar el padrón para controlar la votación, por lo que se trata de una consulta popular regida por el artículo 71 de la Ley de Bases del Régimen Local: “los Alcaldes, previo acuerdo por mayoría absoluta del Pleno y autorización del Gobierno de la Nación, podrán someter a consulta popular aquellos asuntos de la competencia propia municipal y de carácter local que sean de especial relevancia para los intereses de los vecinos, con excepción de los relativos a la Hacienda local.”

Para otro tipo de consultas, en las que no se utilice el padrón sino otros sistemas para controlar el voto, no haría falta esta autorización. Ignoro cuál es el plazo que tiene el Gobierno para autorizarla una vez se presente la petición. Tampoco sé si están pensando en otro tipo de mecanismo para controlar la participación.

¿Es suficiente el 20% de participación establecido?

No es que sea suficiente, es mucho. Alcanzar ese nivel de participación en ciudades grandes como Vitoria-Gasteiz es muy complicado. El primer problema es que estamos muy poco acostumbrados a participar en este tipo de consultas. Carecemos de una cultura de participación directa en los asuntos públicos que vaya más allá de la participación en elecciones. El segundo problema es la necesidad de que haya un proceso de información y contraste de las distintas propuestas con la ciudadanía. Si la intención del Ayuntamiento es celebrar la consulta en julio, apenas habrá tiempo para que haya un proceso de participación ciudadana previo, lo que reduce las posibilidades de lograr una alta participación.

¿Dará tiempo a organizarla?

Será complicado. La inexperiencia del Ayuntamiento y de los técnicos municipales en la organización de consultas es un obstáculo a superar. Son muchos los temas que hay que prever: elección de los representantes en las mesas de votación, definir una pregunta clara, preparar una campaña potente de información a la ciudadanía, organizar los lugares de votación, el recuento, etc.

¿Es positivo organizar este tipo de consultas?

Partiendo de la base de nuestra nula tradición de participación en consultas populares, es muy importante hacer las cosas bien para que las primeras experiencias sean un éxito. De esta manera se incentivará la participación en futuras convocatorias. En cambio, si la participación es muy escasa o hay graves problemas organizativos, se estará desincentivando.

Estas son algunas de las preguntas que me vienen a la cabeza. Igual tenéis respuestas más satisfactorias u otro tipo de dudas. ¿Qué opináis?

[ratings]

Estamos dispuestos a asumir riesgos y compromisos

Siempre he pensado que una asociación como Lokarri no puede quedarse quieta, adoptando una posición cómoda. El valor de nuestro trabajo reside en intentar promover iniciativas novedosas que contribuyan a la paz y a las soluciones. Podemos arriesgar porque no tenemos mucho que perder. En ocasiones nos podemos equivocar, aunque nadie podrá decir que no lo hemos intentado. Trataré de poner dos ejemplos:

Read more…

Consulta en Arenys de Munt

Ayer domingo, en Arenys de Munt, se celebró una consulta sobre la independencia de Catalunya. No me corresponde opinar sobre si la independencia es un buen proyecto para Catalunya, ya que es un tema que les compete a ellos, a los propios catalanes. Ahora bien, considero que dicha consulta es un ejemplo de participación democrática y de reivindicación política por medios exclusivamente pacíficos, opinión que coincide en parte con la que expresa Imerburu.

Read more…

Resumen semanal de tuiteos y etiquetados en Delicious

Llevo dos semanas sin compartir mis tuiteos y etiquetados en Delicious y retomo este ejercicio por aportar contenidos y noticias que he considerado interesantes.

Resumen semanal de Twitter.

– Un interesante artículo de Juanjo Alvarez “¿Alternativa democrática frente al nacionalismo?” http://tr.im/l0Lk (11 de mayo)
– Fotos del #encerrados de Gasteiz http://www.flickr.com/photo… Se ve de espaldas a @balapiaka y @mploco (11 de mayo)
– Este mes, en la revista Haritu, publicada por @lokarri, entrevista a Gorka Landaburu y Xabier Lapitz http://tr.im/l2eO (11 de mayo)
– Oso interesgarria http://tr.im/l8zm (12 de mayo)
http://twitpic.com/53hgq – ambientazo en la carpa del Athletic #kopa09 (13 de mayo)
– El 31 de mayo tenemos otra final de copa: el Getxo Rugby Femenino intentará revalidar el título conseguido el año pasado http://tr.im/ln47 (14 de mayo)
– Incorporando las aportaciones de los colaboradores de @lokarri al texto de una rueda de prensa que daremos mañana (14 de mayo)
– RT @genisroca: “El concepto de participación ciudadana no debería ser necesario, ya que precisamente eso debería ser la política”Martí Terés (15 de mayo)
– Are politicians embracing Twitter for all the Wrong Reasons? http://tr.im/lzhj (17 de mayo)

Resumen semanal de etiquetas en mi Delicious sobre el proceso de paz, la convivencia y la participación ciudadana.

GARA – Lizarrabengoa vota de forma masiva contra el TAV
– La Junta Electoral permite la candidatura de Alfonso Sastre para las europeas – Diario Vasco
– López insinúa que hay movimientos en Batasuna para estar en las urnas en 2011 Deia
– Gesto llama a concentrarse hoy en Donostia contra la violencia de persecución de ETA – Diario Vasco
– II-SP niega las acusaciones y anuncia que se querellará contra el Gobierno – Gara
– Conflicto y medios 1998-2009 – Txemaren Gunea
– El Tribunal Supremo anula la candidatura de Iniciativa al estar «infiltrada» por Batasuna – Diario Vasco
– Miles de personas arropan en Iruñea a los jóvenes de la ‘lista negra» – Gara
– La lista ‘abertzale’ de Sastre condena ahora la violencia – El País

Resumen semanal de etiquetas en mi Delicious sobre herramientas 2.0

– 19 Reasons You Should Blog And Not Just Tweet – Thefuturebuzz
– Mata a tu lector RSS | soitu.es
Widgetbox › World’s best place to find and make web widgets
– HOW TO: Get the Most Out of Twitter #Hashtags – Mashable
– Cómo elaborar una página de Facebook eficaz | Kabytes

[ratings]

La prohibición de la consulta no será denunciada conjuntamente ante Estrasburgo

Finalmente los partidos que aprobaron la convocatoria de una consulta no acudirán unidos a denunciar su prohibición ante el Tribunal de Estrasburgo. Se trata de un nuevo paso que ahonda en mi percepción de que la consulta no se ha gestionado bien a nivel social y político, con el resultado de que socialmente está cundiendo la desmovilización y reduciendose el apoyo a esta iniciativa, como ya comente en un post anterior y puedo leer hoy en Konpondu.

Lo importante es ir directamente a los hechos:

1- el 1 de septiembre el Lehendakari Ibarretxe anunció que demandaría a España en Estrasburgo si el Tribunal Constitucional prohibía la consulta.

2- Esta propuesta generó mucho debate entre los partidos que habían apoyado la consulta. Finalmente, el 25 de septiembre PNV, EA, EB y Aralar firmaron un manifiesto en el que todas las personas que se adheriesen manifestaban su deseo de apoyar “cuantas iniciativas y demandas desplieguen los Partidos Políticos en defensa de la consulta popular ante los foros europeos e internacionales”. Esta referencia fue entendida como un compromiso de acudir a Estrasburgo a denunciar la prohibición de la consulta. Al menos en mi caso firmé el manifiesto con ese convencimiento.

3- Durante todo el mes de otoño los partidos trabajaron en distintos informes jurídicos sobre las posibilidades de éxito de la presentación de un recurso en Estrasburgo. Hasta donde he podido saber todos los informes coincidían en que las posibilidades eran escasas, aunque una demanda bien presentada y argumentada podía tener alguna oportunidad.

4- El 8 de enero Aralar anunció que acudiría a Estrasburgo para cumplir con el compromiso, junto con el resto de partidos que defendieron la consulta, PNV, EA y EB, o en solitario.

5- A partir de entonces se trató de convocar una reunión conjunta para diseñar la presentación conjunta del recurso. Finalmente la reunión se celebró la semana pasada.

6- A dicha reunión no acudió Ezker Batua y EA anunció que este miércoles 4 de febrero tiene previsto acudir en solitario para formalizar la demanda. Hasta donde conozco lo que ocurrió, tanto PNV como Aralar se mostraron partidarios de acudir conjuntamente.

En estas circunstancias yo me pregunto:

¿Qué ha cambiado desde el verano para que EB decida no presentar la demanda?

¿Por qué EA no hizo saber al resto su intención de acudir a Estrasburgo con tiempo suficiente para hacerlo conjuntamente?

Me reitero en lo dicho: el resultado es un alejamiento progresivo de la propuesta de convocar una consulta popular, fruto del desengaño y la frustración que produce ver que la consulta no se ha celebrado y que no hay capacidad y voluntad para articular una respuesta conjunta.

Democracia deliberativa y directa: Toscana y Suiza (II)

Comentaba ayer algunas de las ideas que pude escuchar en el seminario sobre participación ciudadana y democracia celebrado el 21 de enero en el Palacio Euskalduna. He dejado para un segundo post la intervención de Andi Gross (parlamentario suizo y miembro del Consejo de Europa). Su intervención fue un completo acercamiento a la democracia directa que quiero compartir con vosotros.

Andi Gross comenzó con una breve explicación de la Filosofía de la democracia directa. En su opinión, la democracia siempre está en proceso de mejora, aunque hay que establecer un principio de partida: la ciudadanía no es un objeto sino el sujeto de la democracia. Tiene que tener el poder, también en el periodo que discurre entre la celebración de elecciones. Al igual que Martin Bühler insistió en que la democracia directa no es una alternativa a la democracia representativa, sino que hace ésta más representativa. Son complementarias, la dota de mayor legitimidad. Supone aprovechar el potencial social, para evitar la frustración social que genera en algunos ciudadanos ver lo mal que hacen las cosas los políticos y no tener posibilidad de decir nada, ni incidir en la vida política. En una democracia directa el poder es realmente compartido. Los representantes no tienen el monopolio de las decisiones y se huye de la partitocracia. Además, cuanto más intensa es la participación de la ciudadanía ésta se desarrolla, aprende más, se responsabiliza y se siente participe de las decisiones. El poder de la ciudadanía provoca y promueve la creatividad y la riqueza cultural. Los representantes son más humildes porque la ciudadanía tiene la última palabra y la posibilidad de revocar sus decisiones. Finalmente defendió que una democracia directa bien diseñada facilita la integración de la diversidad, la unidad de la ciudadanía y es una herramienta para evitar conflictos.

Un elemento que consideró clave fue que la democracia directa necesita un buen diseño, basado en cinco elementos: abierta, sencilla, libre, no sujeta a quórums y regulada claramente:

1) Abierta a la participación, que facilite la convocatoria de referéndums si los ciudadanos así lo solicitan.

2) Sencilla, sin imponer una recogida de apoyos exagerada para su convocatoria, como ocurre en Francia.

3) Libre, pudiendo utilizar la calle para poder transmitir los contenidos y objetivos del referéndum a toda la sociedad (por ejemplo, en Alemania hay que ir a una comisaria para poder firmar apoyando la convocatoria de un referendum).

4) No sujeta a alcanzar un determinado nivel de participación para tener validez. Por ejemplo, en Italia tiene que participar el 50 % de la población por lo que basta con no ir a votar para evitar el éxito. En Suiza, en cambio, la participación es considerada una responsabilidad y quienes están en contra también acuden a votar.

5) Regulada de manera clara y justa, especialmente el acceso a los recursos públicos para el impulso de un referéndum.

La tesis de Andi Gross es que una democracia directa bien diseñada cambia la cultura política. Ha estudiado los casos de Suiza y California y ha podido comprobar que en ambos casos los políticos son más comunicativos y comprensivos, ya que la ciudadanía puede echar abajo sus decisiones con la celebración de un referéndum, y no sólo hablan, sino que también escuchan y aprenden. De esta manera, se reduce la distancia entre sociedad e instituciones y la ciudadanía adquiere mayor sentido de la responsabilidad. Un ejemplo de ello es que Suiza aprobó en referéndum una subida de impuestos.

El problema es que, siempre según el propio Gross, la democracia directa bien diseñada es una excepción en Europa. Los referéndums han sido convocados mayoritariamente por las instituciones, han sido muy ocasionales y la ciudadanía ha tenido pocas posibilidades de promoverlos de manera directa.

Su intervención finalizó con una afirmación un tanto discutible pero sugerente: la democracia vive una doble crisis en Europa ya que es demasiado representativa y está casi exclusivamente basada en los estados actuales. Su propuesta para superar esta crisis es generar una democracia transnacional, basada en una verdadera constitución europea, donde Europa, los estados y la ciudadanía compartan el poder.

Mañana compartiré mis conclusiones de este seminario.

Una valoración de la propuesta de convocatoria de una consulta popular

En la ponencia-base del proceso asambleario de Lokarri se hace una valoración de la propuesta de convocar una consulta popular que aquí reproduzco literalmente:

La herramienta de convocar una consulta popular no ha salido reforzada del proceso iniciado con la aprobación en el Parlamento Vasco de la Ley de convocatoria de una consulta popular para conocer la opinión ciudadana sobre la paz y la normalización. Esta propuesta ha carecido de un apoyo social claro, entre otras razones porque tampoco ha sido dinamizado e impulsado por los partidos políticos que apoyaron su convocatoria. Por otra parte, la respuesta a la prohibición del Tribunal Constitucional ha adolecido de falta de previsión y ha sido muy errática, lo que ha dificultado nuevamente lograr el apoyo ciudadano. Finalmente, ahora que se acercan las elecciones se percibe incluso un distanciamiento del compromiso respecto a la consulta popular por parte de algunos partidos que hasta ahora han apoyado la propuesta.

Desde el momento mismo en que se presentó la propuesta de convocar una consulta popular hubiese sido necesario articular una movilización social que respaldase la iniciativa. Finalmente, no se quiso o no se supo hacer. Lo que no tiene mucho sentido es que sólo después de la aprobación en el Parlamento se buzoneó un folleto, ya que para entonces era tarde y algunos prejuicios estaban instalados en la sociedad vasca.

El remate vino tras la sentencia del Tribunal Constitucional. Entre recursos a Estrasburgo, manifiestos, cadenas humanas y concentraciones llegó un momento en el que no estaba nada claro cuál era la respuesta a dicha sentencia. ¿Tanto hubiese costado prever la situación y tener preparada de antemano una iniciativa conjunta y consensuada entre los partidos que apoyaban su celebración? A esto hay que sumar el cruce de reproches entre los propios partidos impulsores de su convocatoria. En resumen, como dice la ponencia, la consulta no se ha gestionado bien a nivel social y político, con el resultado de que ahora el apoyo a esta propuesta seguramente sea menor.

¿Opiniones?