Desmontando los indicios contra Sortu (I)

EITB hace un buen resumen de los indicios sobre los que se basa la Fiscalía para considerar que Sortu es una continuidad de ETA/Batasuna. Creo que se pueden desmontar uno a uno:

Los propios estatutos de Sortu, diseñados por el equipo jurídico de Batasuna y en los que “se alude sin ningún género de duda a la izquierda abertzale como motor en la aparición del nuevo proyecto”. Según la Fiscalía, en este caso cuando se alude a la izquierda abertzale, “es en realidad Batasuna”.

Casi ni merece la pena comentarlo. Javier Perez Royo lo explica estupendamente en un artículo publicado en El País.

– La Fiscalía subraya el hecho de que los responsables de Batasuna “no ocultan, sino todo lo contrario, admiten abierta y públicamente su presencia y participación determinante en la aparición del nuevo proyecto”.

Evidentemente. Lo que está en juego no es la inscripción de un partido aparecido de la nada. Lo que se plantea es la legalización de un partido promovido por un sector político que carece de un partido legal.

– Así, considera que Sortu “no es fruto de la improvisación ni tampoco de la voluntad espontánea de sus promotores (…), sino que obedece a un largo proceso de gestación realizado en el seno de Batasuna”.

No lo han ocultado durante el último año. Desde la Declaración de Altsasu hasta la presentación de los estatutos del nuevo partido la Izquierda Abertzale hoy ilegalizada ha dado a conocer el contenido de su debate sobre una nueva estrategia. Así mismo, han dado a conocer todas y cada una de las decisiones que han ido adoptando.

– Las declaraciones a los medios de comunicación y las comparecencias de destacados miembros de Batasuna en 2010, en las que anunciaban la aparición de un nuevo proyecto político.
– Acto celebrado el 27 de noviembre de 2010 en Pamplona/Iruña, en el que el dirigente abertzale Rufi Etxeberria y la alcaldesa de Hernani Marian Betialarrangoitia, de la ilegalizada ANV, difundieron el documento “Hacia un nuevo proyecto político y organizativo” y anunciaron la creación de la marca Sortu.

Estos dos argumentos muestran semejantes carencia. Dichos miembros de Batasuna (curioso esto de ser miembro de algo que no existe) han explicitado su apuesta por las vías pacíficas, políticas y democráticas, llegando a rechazar explicitamente la violencia de ETA. Una vez dado este paso lo lógico es que pretendan volver a la legalidad. ¿Acaso espera la Fiscalía que quieran ser ilegales de por vida? ¿Propone la Fiscalía una especie de “cadena perpetua” de carácter político?

Mañana la segunda parte.

[ratings]

Un comentario en “Desmontando los indicios contra Sortu (I)

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario